Bienvenido a nuestro sitio - Elena Farah - Eduardo Medina - www.Farah-Medina.com
Nuestros perfiles - Filosofia de la web - Contactese con nosotros: info@farah-medina.com - Libros de Autores

Menú
Buscar
¿Quién está en línea?
2 usuario(s) en línea (2 usuario(s) navegando Artículos)

Miembros: 0
Invitados: 2

más ....
Educacion y Salud Mental - HACIA UN ANALFEBETISMO EXISTENCIAL - Actualizacion Docente - Artículos
Actualizacion Docente : HACIA UN ANALFEBETISMO EXISTENCIAL
Enviado por DrMedina el 21-02-10 / 13:30 (776 Lecturas) Artículos del mismo redactor


ARTICULO DE LA LIC FARAH

Una buen modo de elogiar el Bicentenario sería poner en marcha una educación a la altura del siglo XXI, capaz de...
PARA CONTINUAR HAGA CLIK EN LEER MAS...

integrar ciudadanos moral e intelectualmente preparados para un mundo que debe combatir con la marginación social, con los desarticules del perfeccionamiento tecnológico y los nuevos modelos de la sociedad global. Todo ello en pleno cuestionamiento de la razón y el progreso, valores de la modernidad que hasta hace poco otorgaron sentido a los proyectos de vida individuales y colectivo, pero que deben ser reformados desde una ética que cambie al ser humano en responsable del otro, aun en ausencia de cualquier relación. Para poder lograr todo esto se deben distribuir, en primera instancia, los recursos de modo equitativo. "En el país se está violando el derecho constitucional de los chicos más pobres a aprender" (Gvirtz), fundamenta esta apreciación basándose en lo que salta a la vista, y es que el gran problema argentino es la injusticia educacional, lo que deriva de una altísima injusticia social. Se distribuyen los bienes de la educación entre lo que más tienen y se abandonan a los pobres.
Numerosos estudios de las últimas décadas muestran la relación existente entre la estimulación sensorial temprana, la nutrición y el entorno afectivo y social sobre el desarrollo cerebral de los niños. De su nivel dependen sus capacidades lingüísticas, cognitivas, y de control de emociones y comportamiento. Todos estos temas siguen como asignaturas pendientes dentro de los marcos de las políticas educativas. Por lo cual a veces resulta grotesco hablar de grandes proyectos cuando las últimas cifras ofrecidas por diferentes organizaciones sociales denuncian que el 65% de nuestros niños y niñas menores de 18 años viven en hogares pobres o indigentes y están limitados en el ejercicio de
sus derechos a la alimentación, a la salud y a la educación.
¿Qué se está haciendo hoy realmente en camino al Bicentenario? Se está llevando adelante un proyecto llamado “Escuelas del Bicentenario”. Se trata de un plan de cuatro años de trabajo en escuelas primarias públicas de todo el país que atienden a población
vulnerable. El objetivo que persigue el programa es mejorar las condiciones de salud de los chicos, la gestión institucional en las escuelas y el desarrollo de las principales áreas académicas, a través de las bibliotecas, del aula y de la capacitación docente. El plan funciona hace dos años en 90 establecimientos y llega a 29.000 niños y a más de 1100 docentes. Los resultados son sorprendentes. La repitencia bajó en un 64% y la deserción, un 40%. Con voluntad y aptitud se pueden lograr cambios. Estos proyectos deberían atravesar toda nuestra República Argentina para intentar modificar los segmentos más significativos que hoy tiene nuestra educación en los espacios de pobreza. Como se comprueba a diario, las políticas educativas dependen de la economía y la del voluntarismo del gobierno de turno, ¿Por qué digo esto? Nuevamente nos encontramos que en todo nuestro país se están esperando definiciones de la paritaria nacional, y con amenazas concretas de paro. Volvemos a repetir el mismo escenario del año pasado. En este momento existen provincias que piden auxilio financiero a la Nación para garantizar el inicio de las clases, como ocurrió en la reunión del Consejo Federal de Educación. Por eso el conjunto de provincias espera a que se resuelva la paritaria nacional, para avanzar en el diálogo local con los gremios.
Como consecuencia todas las provincias dependemos del Gobierno Nacional, lo que puede provocar un abuso de asignaciones de acuerdo a las “fidelidades” de cada provincia hacia él. Sabemos que en este milenio la complejidad de las relaciones sociales pondrá a prueba la gobernabilidad democrática, y que el desarrollo tecnológico ha puesto en pocas manos una inédita capacidad de destrucción de dimensión planetaria. La educación es la gran promotora de la igualdad de oportunidades, pero está visto que con la escuela sola no alcanza. Fracasaremos si no logramos que los niños lleguen y transiten por los procesos educativos en condiciones que permitan garantizar el aprendizaje, independientemente
de las condiciones socioeconómicas de los hogares de los que provienen. Estas acciones exceden largamente las competencias de un ministerio de Educación tradicional, dependiente del Ministerio de Economía.
Desde este marco adquiere pleno sentido la frase “todo documento de cultura es al mismo tiempo un documento de barbarie” (Walter Benjamín), aclarando que la cultura de este modelo social priva de bienes necesarios a sectores de la población sometiéndolos, léase que continúa la dominación, es decir “la barbarie”.

LIC ELENA FARAH

Valoración: 9.00 (1 voto) - Valorar artículo -
Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo
Ingreso
Recomiéndenos


Eduardo Medina - eduardo@farah-medina.com.ar
Elena Farah - elena@farah-medina.com.ar
Diseñado por Martin Pardina - TechBox
Powered by Xoops Argentina