Bienvenido a nuestro sitio - Elena Farah - Eduardo Medina - www.Farah-Medina.com
Nuestros perfiles - Filosofia de la web - Contactese con nosotros: info@farah-medina.com - Libros de Autores

Menú
Buscar
¿Quién está en línea?
2 usuario(s) en línea (1 usuario(s) navegando Artículos)

Miembros: 0
Invitados: 2

más ....
Educacion y Salud Mental - MARADONA Y LA AUSENCIA DE HABILIDADES SOCIALES - Salud Mental - Artículos
Salud Mental : MARADONA Y LA AUSENCIA DE HABILIDADES SOCIALES
Enviado por DrMedina el 22-10-09 / 15:25 (452 Lecturas) Artículos del mismo redactor

Creemos que si seguimos atribuyendo hechos solo a personas aislándolas del contexto, como las únicas capaces de producir hechos significativos (tanto negativos como positivos), estamos
PARA LEER MAS HAGACLIK EN LEER MAS...

cayendo en una mirada acotada de la realidad. Es una visión parcial. Y esto no es así. Para su producción ha influido el dinamismo no solo de su historia personal y del contexto que le tocó vivir en su proceso evolutivo, sino del sistema de convivencia en el que se contacta actualmente. O sea dicho de otro modo, esas potencialidades se van a desplegar de una u otra manera dependiendo del medio ambiente, las experiencias vividas, la educación recibida, las habilidades sociales experimentadas, etc. Y el contexto le cargó a Maradona una función en el que no estaba preparado ni tampoco presentaba una habilidad social resuelta para tamaña tarea. ¿Cómo reaccionó? Actuó como quien poseía algo “ajeno” a su idiosincrasia, y actuó en consecuencia desplegando una omnipotencia para, casualmente, disimular la carencia de habilidades sociales para dirigir tan importante cargo deportivo, con la impotencia como corolario. La sociedad tiene la falla de apostar gente brillante en tareas que no tienen nada que ver con las ocupaciones en las que luce. Eso recuerda los ascensos en las empresas privadas u organismos públicos: lo siguen ascendiendo cuando son excelentes en un lugar dado, hasta un puesto superior en el que el supuesto lúcido empleado se vuelve incompetente. ¿Porque digo esto? Maradona fue deslumbrante como deportista en el fútbol, debido al desarrollo de una de las inteligencias que posee: “la corporal-cinética”, lo que le permitió desplegar todas sus habilidades deportivas utilizando su propio cuerpo para realizarlas y resolver problemas propios que se le presentaban. Es la inteligencia propia de los deportistas, pero además de artesanos, cirujanos y bailarines. No reúne las competencias para otras. La cuestión es que el sistema educativo actual no trata por igual a todas sino que prevalece y, por lo tanto, se ocupa solo de la inteligencia lógico-matemática y de la inteligencia lingüística. No obstante, se está intentando que en el conjunto de los sistemas educativos vigentes, se promueva que los docentes realicen el proceso de enseñanza y aprendizaje a través de actividades que abran a esa diversidad de inteligencias. Hay muchos tipos de inteligencias. Hasta la fecha Gardner y su equipo de la Universidad Harvard han identificado ocho tipos distintos: Inteligencia lingüística, Inteligencia lógica-matemática, Inteligencia espacial, Inteligencia musical , Inteligencia intrapersonal, Inteligencia interpersonal y la Inteligencia naturalista.
La inteligencia está definida como la "capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas". No todas las inteligencias pasan por poseer capacidades abstractas o intelectuales, sino por desarrollar aquellas en las que tenemos más posibilidades de expandir. Que la brillantez académica no lo es todo a la hora de desenvolverse en la vida, ya que no basta con tener un gran recurso ilustrado. Sabemos que hay personas de gran capacidad intelectual pero incapaz de, por ejemplo, elegir bien a sus amigos y, por el contrario, hay gente menos deslumbrante en la escuela que triunfa en el mundo de los negocios o en su vida cotidiana. Triunfar en los negocios, o en los deportes, requiere ser inteligente, pero en cada campo se utiliza un tipo de inteligencia distinto. Ni mejor ni peor, pero sí diferente. Dicho de otro modo, Einstein no es más ni menos inteligente que Maradona, simplemente sus inteligencias pertenecen a campos diferentes. Nunca lo pondríamos a Enstein de “enganche” en un equipo de fútbol; o a Maradona a discriminar una fórmula físico-matemática lo que es lo mismo expresar, como dirigir un grupo de personas, en este caso el seleccionado, que requiere una inteligencia de la que Maradona nunca tuvo experiencia en su desarrollo evolutivo. Su inteligencia está perfeccionada en la difícil relación espacio-corpóreo, no en otra. No fue Maradona quien se colocó en lo que no vale, lo colocaron en el lugar inadecuado para que desarrolle actitudes que no posee. ¿Cual fue la reacción? Un mecanismo de defensa propio de los adolescentes: la omnipotencia (yo puedo hacer y decir lo que quiero y no me va a pasar nada).

Finalmente, con esta explicación del episodio, hemos estado tratando de comunicar cómo la sociedad encumbra a un ciudadano a nivel de ídolo y se sorprende cuando éste le responde como tal, soslayando que en esa posición lo hemos colocado nosotros. La exaltación resultante fue, entonces, el error de todos nosotros no solo del autor del exceso. Intuitivamente todos palpitábamos un desenlace como el ocurrido.
Maradona, como bien dice Valiente Noailles”ha sido sometido a fuerzas que exceden su preparación básica y el error es pedir de él lo que no está capacitado para dar”

DR EDUARDO MEDINA BISIACH
LIC ELENA FARAH

Valoración: 0.00 (0 votos) - Valorar artículo -
Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo
Ingreso
Recomiéndenos


Eduardo Medina - eduardo@farah-medina.com.ar
Elena Farah - elena@farah-medina.com.ar
Diseñado por Martin Pardina - TechBox
Powered by Xoops Argentina