Bienvenido a nuestro sitio - Elena Farah - Eduardo Medina - www.Farah-Medina.com
Nuestros perfiles - Filosofia de la web - Contactese con nosotros: info@farah-medina.com - Libros de Autores

Menú
Buscar
¿Quién está en línea?
2 usuario(s) en línea (1 usuario(s) navegando Artículos)

Miembros: 0
Invitados: 2

más ....
Educacion y Salud Mental - VIOLENCIA ESCOLAR¿DISMINUCION DE LA LUCIDEZ...??? - Actualizacion Docente - Artículos
Actualizacion Docente : VIOLENCIA ESCOLAR¿DISMINUCION DE LA LUCIDEZ...???
Enviado por LicFarah el 05-03-08 / 22:29 (510 Lecturas) Artículos del mismo redactor

Siempre que me llega información de violencia entre o de jóvenes escolarizados, confirma mi predicción y a la vez convicción, que es la consecuencia del entorno que ha influido, de manera particular en el/la ...

joven para la comunicación a la sociedad, sea del tipo de“comunicación por acción violenta”. Y digo “escolarizados”porque existe otra población de adolescentes, invisibles para nosotros pero visibles con la violencia, la cual a priori, juegan un papel preponderante la marginación o exclusión social, donde estas conductas están naturalizadas como medio de comunicación, tanto para expresar sentimientos de alegría como de desazón.
La violencia en general, se caracteriza por ausencia de palabras, privilegio de los seres humanos, pero también por falta de límites en las acciones, de injusticia en la resolución de conflictos, etc. Tengo poca información de instituciones, tanto familiares como escolares, en la que tenga prioridad la promoción del debate y análisis, entre jóvenes, de las nuevas y diferentes problemáticas grupales que se presentan en ésta pos modernidad. Muchos de los conflictos entre ellos se dirimen a través de la violencia, al no existir ese espacio de catarsis y de aclaración entre uno y el otro. Y esto “no nace” en la escuela, se manifiesta en ella, y es la consecuencia de un posible prolongado proceso previo signado de violencia familiar y/o cultural.
Si hablamos de la familia, tenemos que estar conscientes que una característica de la sociedad actual, está dada por la crisis en esa estructura familiar tradicional que lleva a que haya cada vez más hogares uni-parentales, de uno solo de los progenitores (en general la madre) y sus hijos. Esto puede deberse a la disolución de la pareja (formal o no) o producto de un embarazo no deseado o inoportuno, o el embarazo adolescente. Todo esto tiene o ha tenido gran incidencia en los jóvenes de hoy, por la vulnerabilidad familiar manifestada por la falta de aplicación de la ley y los límites a los hijos. Esto trae aparejado una severa incomunicación intrafamiliar, con altas probabilidades de comunicarse sin palabras. Con la amenaza o con la violencia. Todos somos agresivos cuando la vida (el ambiente) nos empuja hacia un embudo con una sola posibilidad de contactarme con el otro, en estos casos de manera violenta. Varios de estos jóvenes se unen entre ellos por compartir las mismas carencias, reafirmando y potenciando la “normalidad” que les toca vivir.
Si hablamos de cultura, creo hay muchas cosas por decir. No creo en el poder de la imitación de violencia que aparece en los medios de comunicación televisivos o en los de entretenimientos como el cine o Internet con sus videos juegos. Si creo que deben ser llevados al aula o a la familia, para ser debatidos y reflexionados.
Que extraña paradoja!, esta situación de reflexión y debate, se da sobre todo en el deporte más popular de nuestro país, el fútbol, ocupando infinidad de espacios tanto en la prensa escrita, radial o televisiva, con comentarios banales, muchas fabricados por los mismos conductores para elevar la audiencia . Yo creo que el deporte es para gozarlo, analizarlo tal cual es, un entretenimiento pero que no da para más. Quedan temas pendientes tan importantes como substanciales para hacer lo mismo, sin embargo no se hacen porque, quizás, es “enfrentarse” con problemáticas irritantes y molestas por lo cual optan como mas convenientes obviarlas.
Todo este comentario tiene el objetivo de re-pensar lo sucedido a una adolescente a la salida de clases en la puerta del colegio en la ciudad de Córdoba, que fue atacada con un elemento punzante por otras dos compañeras, causándoles heridas de consideración en el rostro.
La pregunta sería. Si esto ocurre al comienzo del ciclo lectivo ¿Qué tiene que ver el colegio con el origen de lo sucedido?
Cabría otra pregunta ¿Qué diligencia debería tomar el colegio ante estos hechos, que ocurre en el escenario mismo escolar?
Aquí se presenta el debate, desde ya el colegio no puede quedar aislado del intento de la búsqueda de alguna solución posible. Mirando del lado positivo sería el momento de poner en práctica la anticipación de la que tanto hablamos, y no postergar el abordaje ni minimizar hechos como el comentado.
Pareciera que la conciencia no tiene la misma lucidez en todo momento. Siguiendo a Valiente Noailles “la conciencia no está iluminada siempre de la misma forma. A veces parece un cuarto en el que la intensidad de la luz va variando, y en el que pueden crearse condiciones para la desaparición de la lucidez moral”. Por eso, quizás, ocurren los hechos violentos como los que estamos relatando.

LIC ELENA FARAH













Valoración: 0.00 (0 votos) - Valorar artículo -
Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo
Ingreso
Recomiéndenos


Eduardo Medina - eduardo@farah-medina.com.ar
Elena Farah - elena@farah-medina.com.ar
Diseñado por Martin Pardina - TechBox
Powered by Xoops Argentina