Bienvenido a nuestro sitio - Elena Farah - Eduardo Medina - www.Farah-Medina.com
Nuestros perfiles - Filosofia de la web - Contactese con nosotros: info@farah-medina.com - Libros de Autores

Menú
Buscar
¿Quién está en línea?
1 usuario(s) en línea (1 usuario(s) navegando Artículos)

Miembros: 0
Invitados: 1

más ....
Educacion y Salud Mental - POLÍTICAS TRANSITADAS VS EDUCACIÓN POR-VENIR - Actualizacion Docente - Artículos
Actualizacion Docente : POLÍTICAS TRANSITADAS VS EDUCACIÓN POR-VENIR
Enviado por LicFarah el 17-12-07 / 19:24 (405 Lecturas) Artículos del mismo redactor

POLÍTICAS TRANSITADAS VS EDUCACIÓN POR-VENIR
Creo que en educación tenemos que sincerarnos todos los involucrados, además de estar firmemente convencidos de que es el único instrumento válido a través de la historia de la humanidad, que ha hecho

crecer o esclavizar a los pueblos. Es una cuestión de decisión. Todos los discursos de pensadores, filósofos y educadores concuerdan en eso.
No se puede ejercer una con-vivencia ni un por-venir sino está afianzada la educación en valores, costumbres y creencias. Me estoy refiriendo a priorizar el futuro sobre el pasado. Me estoy refiriendo a una inversión en la calidad de vida, no a un gasto circunstancial. Me estoy refiriendo a la caducidad del statu quo ante la necesidad el gran viraje, al decir de Posse. Me estoy refiriendo por último, a que no dejemos pasar una encrucijada que nos da el poder político de cambiar discursos por acciones, promesas por hechos. Nosotros entonces tenemos que ser protagonistas de esta nueva oportunidad de cambio que se nos presenta..
¿Que más claro que comenzar tratando la atormentada y desmantelada realidad educativa que se presenta como muy difícil de abordar? Tenemos que pensar que no todo se inicia con un discurso presidencial prometedor. Se necesita mucho más para la innovación y reformulación del sistema educativo. Entre ellas, la verdadera vocación política de llevarlo a cabo, aún cuando no coincidas con las metas, archiconocidas históricamente, salvo algunas excepciones, de la política argentina.
¿Por qué digo esto? Porque analizando lo dicho de nuestra presidenta y, comparándolos con los planes del Ministro de Educación de la Nación, Juan Carlos Tedesco por un lado y del Ministro de Educación de la Ciudad de Bs. As, Nodorowsky por el otro; tenemos a la vista dos posiciones que van a tener que confrontar, seguramente, porque están en niveles diferentes de intereses. Tenemos el elemento humano a nivel nacional y provincial, con la experiencia y competencia necesaria para hacer valer el cambio profundo que se requiere. Coincide la intencionalidad de la educación cordobesa, que no está alejada demasiado de las propuestas de Tedesco y Nodorowsky.
La política, con su interés de afianzar el poder mirando para eso a un pasado político reciente argentino, y la educación, cuya misión es la enseñanza y el aprendizaje de niños y jóvenes argentinos, debe poner, necesaria y seguramente, su visión en el por-venir.
Y esta disquisición, al decir de Kovadloff, es muy difícil que se complemente si la intención política no cede ante el avance progresista de la educación en todo el mundo. Para lograrlo, tiene que franquear, indefectiblemente, de una actitud presidencial con intereses coyunturales, a una política de Estado con intereses puesto en el destino de una Nación.
Los argentinos y sobre todo nosotros, los docentes, estamos en una posición de no reconocimiento, como si hubiéramos sido “cómplices” hasta ahora, al plegarnos a políticas que de antemano sabíamos no respondían a las expectativas tanto del docente como del alumnado; cubríamos esos déficit con esfuerzo, sufríamos ante nuestra incapacidad de manejar un cada vez más alumnado impregnado otros saberes extra-curriculares. El resultado era previsible: o tomábamos una actitud prescindente ante tamaña complejidad o nos embutíamos en los problemas, sin los elementos y capacidades para manejar tales situaciones, con el resultado del burn-out (quemazón laboral) típico de algunos docentes.
Están las dos posturas: una entusiasmada por que puede creer en respuestas largamente esperadas y otra, la política que sabe muy bien lo que quiere y va a hacer con la educación pero que se va a manifestar con el transcurrir del tiempo de este gobierno. Una parte esperando, como siempre respuestas, y otra, por ahora solo anunciando intenciones.
Quizás refuerce estas intenciones el rotundo fracaso de las evaluaciones internacionales de la escuela media en matemáticas, ciencias y sobre todo, llamó la atención en toda la sociedad nacional y extranjera, la ineficacia en la comprensión de textos.
¿Cuales serían algunas de las reformas propuestas por los nuevos ministros de educación?:
re-distribución del ingreso en toda la sociedad, aumentar el tiempo de aprendizaje (jornada extendida o completa), equipamiento de las escuelas, formación docente entendida como formación ciudadana, concepto de calidad a mediano y largo plazo, aglutinar la responsabilidad en el Estado, familia y escuela. Los maestros tienen que saber más que sus alumnos, deben enseñar el oficio de aprender, sosteniendo su autoridad.
Me parece interesante reflexionar sobre una frase que dijo un filósofo, “que se debe enseñar con ardor en la discusión, y entrenar en el goce del disenso y la diferencia”.
Para terminar, una semblanza para el docente: “todo maestro tiene que tener como meta que el alumno lo supere en alguna instancia de su aprendizaje” (Aristóteles)
¿Gran desafío, no?

LIC ELENA FARAH

Valoración: 0.00 (0 votos) - Valorar artículo -
Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo
Ingreso
Recomiéndenos


Eduardo Medina - eduardo@farah-medina.com.ar
Elena Farah - elena@farah-medina.com.ar
Diseñado por Martin Pardina - TechBox
Powered by Xoops Argentina