Ir al contenido

2 diciembre, 2017

La lactancia materna reduce el riesgo de muerte s√ļbita del lactante

compilacion dr eduardo medina bisiach
John M.D. Thompson, Ph.D., University of Auckland, New Zealand; Jennifer Kurtz, D.O., chief of neonatology, Long Island Jewish Forest Hills, Forest Hills, N.Y.; Oct. 30, 2017, Pediatrics El estudio aparece en la edición en línea del 30 de octubre de la revista Pediatrics.
No parece que la lactancia materna exclusiva presente ning√ļn beneficio respecto a la lactancia materna parcial. Una nueva investigaci√≥n confirma que dar el seno durante entre dos y cuatro meses de la vida de un reci√©n nacido puede reducir de forma significativa el riesgo de s√≠ndrome de muerte s√ļbita del lactante (SMSL). Pero el estudio tambi√©n encontr√≥ que las madres no tienen que dar el seno de forma exclusiva para conseguir ese beneficio. Una lactancia materna incluso parcial funciona, encontr√≥ el estudio,

que se realizó en 20 regiones.
“Quiz√° lo sorprendente de esto es que no parece que la lactancia materna exclusiva presente ning√ļn beneficio respecto a la lactancia materna parcial en relaci√≥n con el SMSL, aunque hay muchos otros beneficios que se asocian con la lactancia materna exclusiva”, explic√≥ el autor del estudio, John Thompson, de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda.
El an√°lisis incluy√≥ la investigaci√≥n de ocho estudios internacionales importantes. Los investigadores revisaron m√°s de 2,200 casos de pacientes de SMSL, y m√°s de 6,800 beb√©s de “control”. Hubo una gran variabilidad en las tasas de cualquier tipo de lactancia materna y de lactancia materna exclusiva, mostraron los hallazgos.
Aunque la investigaci√≥n concluy√≥ que dar el seno durante al menos dos meses se asoci√≥ con una reducci√≥n de la mitad en el riesgo de SMSL, dar el seno durante cuatro meses provey√≥ una protecci√≥n incluso mayor, y seguir tras ese periodo provey√≥ m√°s aumentos peque√Īos.
“La incidencia m√°xima de SMSL es entre los dos y los cuatro meses, as√≠ que ese podr√≠a ser el periodo m√°s esencial en t√©rminos del efecto protector de la lactancia materna”, plante√≥ Thompson.
Esta investigación podría ser de gran consuelo a las madres que tienen problemas para dar el seno, al saber que algo de leche materna es mejor que nada, comentó la Dra. Jennifer Kurtz, jefa de neonatología en Long Island Jewish Forest Hills de la ciudad de Nueva York.
“Muchas madres tienen dificultades reales para dar el seno, y tras esos primeros dos meses quiz√° no puedan dar el seno de forma exclusiva”, explic√≥ Kurtz.
“Muchas no tienen mucha leche desde el principio, y a medida que el beb√© crece necesita m√°s leche y la madre no puede satisfacer la demanda”, dijo.
“O las madres tambi√©n podr√≠an tener dificultades si tienen que volver a trabajar. Para muchas mujeres que trabajan, llevar una bomba y crear un horario es estresante. En algunos trabajos sacar el tiempo para usar la bomba no es f√°cil, y de verdad se convierte en una dificultad”, a√Īadi√≥ Kurtz.
Todavía no está claro cómo la lactancia materna podría ofrecer efectos protectores contra el SMSL, pero hay varias teorías, apuntaron los autores del estudio.
Algunas investigaciones han indicado que los bebés alimentados con el seno se despiertan más fácil que los que son alimentados con fórmula, lo que podría ayudarles a despertarse si tienen problemas para respirar.
Tambi√©n se han encontrado diferencias en la respuesta de una madre a las pistas conductuales de su beb√©, dependiendo del modo de alimentaci√≥n, lo que tambi√©n podr√≠a afectar a los patrones de sue√Īo y de despertar del beb√©.
Además, la investigación ha mostrado que la lactancia materna ofrece beneficios inmunitarios que ayudan a prevenir las infecciones virales. Esas infecciones se asocian con un mayor riesgo de SMSL, dijeron los autores del estudio.
Cualquiera que sea el motivo, “este (estudio) provee unas evidencias muy firmes sobre los beneficios de la lactancia materna en relaci√≥n con los efectos protectores contra el SMSL”, anot√≥ Thompson.
“Con algo de suerte esto dar√° m√°s √©nfasis a los esfuerzos de salud p√ļblica por aumentar la iniciaci√≥n y la continuaci√≥n de la lactancia materna en todo el mundo”, a√Īadi√≥.
Tanto Thompson como Kurtz apuntaron que aunque dar el seno es preferible durante los cuatro primeros meses para ayudar a reducir el riesgo de SMSL, si es posible no debe detenerse en ese momento.
Aconsejaron seguir las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) de que la lactancia materna debe seguir durante al menos 12 meses, y a partir de ese momento durante todo el tiempo que la madre y el bebé deseen.
“La lactancia materna es buena por muchos motivos”, dijo Kurtz. “Se transmiten inmunoglobulinas a los ni√Īos que ayudan a prevenir que contraigan enfermedades, es una gran experiencia de vinculaci√≥n, y los ni√Īos que son amamantados son menos propensos a ser obesos o a desarrollar diabetes”.
________________________________________

Comparte tus pensamientos, publica un comentario.

Usted debe conectarse para publicar un comentario.