Ir al contenido

9 diciembre, 2010

154

PARA QUE SIRVE EL DEBATE?

LIC ELENA FARAH

A raíz de los debates realizados acerca de dos temáticas que involucran de forma sustantiva a todo nuestro sistema educativo y social, es que me atrevo a preguntarme para que sirven estos intercambios, en donde supuestamente interactúan distintos protagonistas sociales de nuestra región, intentando hacer valer sus posturas, en algunos casos, y otros incorporando ideas nuevas para enriquecer los postulados expuestos. A veces nos cuestionamos en que medida si son útiles o no; pero decidí seguir la línea del filósofo Valiente Noailles, que en un estupendo comentario se pregunta: ¿Para que sirve la filosofía? Y llega a la conclusión que en realidad la filosofía en estas épocas, salió de las torres de marfil transformándose en una disciplina de campo, ya que los mismos filósofos intercambian con otras áreas, para enriquecerse a sí misma, o como bien Noailles expresa,”la filosofía nos lleva al terreno de la toma de decisiones tan importante después de estos debates”, continúa expresando: “que la filosofía debe ser la única disciplina que se pregunta por su utilidad” Ante este interrogante acerca de los debates sobre proyecto de Ley de Educación y el recurrente tema de las drogas ¿No será que debemos salir de nuestro refugio individual y enfrentar los dramas humanos que se desarrollan en torno a nosotros? Creo que la próxima instancia es la gestión. Buscar una dirección, y eso lo podemos hacer a través de una invitación a pensar, a reflexionar y de allí veremos cual es el camino a tomar. Puede ser de silencio, puede ser de acción a través de prácticas adecuadas para resolver los conflictos humanos que se ciernen en torno al dilema de las drogas y sus circunstancias, y porque no trasladarlos a nuestros jóvenes, convocándolos a pensar también sobre sus propios intereses e incertidumbres y que lugar ocupan como seres humanos en este ir y venir de información; no quiero que nos pase a todos como sociedad, como le ocurriera a Tales de Mileto, “que caía en los pozos de tanto mirar para lo alto”

El desafío que ahora enfrentamos es en “encontrar la manera de conseguir escaparnos, por nuestros propios medios, del entorno antihumano que, súbitamente, todo dirige” (Jaim Etcheverry)

LIC ELENA FARAH

Comparte tus pensamientos, publica un comentario.

Usted debe conectarse para publicar un comentario.