Ir al contenido

Archivo para marzo 1st, 2018

1
mar

‚ÄúEl machismo tiene bases biol√≥gicas‚ÄĚ

La primatóloga alemana Julia Fischer
La primatóloga alemana busca en los monos claves de la evolución social humana
La alemana Julia Fischer recuerda con una sonrisa cuando aterriz√≥ en Madrid, en 1985, para estudiar un curso de espa√Īol. Ten√≠a 19 a√Īos. ‚ÄúEra el tiempo de la movida madrile√Īa y de las manifestaciones contra la OTAN. √ćbamos de fiesta toda la noche y luego a estudiar a la universidad. Y por la tarde √≠bamos a ver una pel√≠cula a la Filmoteca. En mi cocina, en Alemania, todav√≠a tengo colgada una portada de la Gu√≠a del Ocio de aquel a√Īo. Fue la mejor √©poca de mi vida‚ÄĚ, rememora. La historia ha dado un giro desde entonces. La hero√≠na acab√≥ con muchos protagonistas de la movida, Espa√Īa confirm√≥ su permanencia en la OTAN y Fischer, nacida en M√ļnich en 1966, volvi√≥ a casa para estudiar Biolog√≠a. Hoy ya no domina el espa√Īol, pero a cambio dirige el Laboratorio de Etolog√≠a Cognitiva del Centro Alem√°n de Primates, en Gotinga. Es una de las mayores expertas Leer masRead more

1
mar

Por qué el 90% de los adolescentes comete actos ilegales

Daniel Mediavilla
Por qu√© el 90% de los adolescentes comete actos ilegales. Una revisi√≥n de estudios sobre la delincuencia de los adolescentes se√Īala la importancia de no poner penas excesivas para un comportamiento antisocial que es temporal, especialmente entre los varones. Por qu√© el 90% de los adolescentes comete actos ilegales. Entre los 9 y los 12 a√Īos, en el cuerpo humano comienza una revoluci√≥n. El cerebro se transforma, llen√°ndose de nuevas conexiones que convierten a los ni√Īos en seres capaces de pensamiento abstracto y con una capacidad de razonamiento y argumentaci√≥n entre fascinante y temible. Con esas nuevas habilidades comienzan a explorar su individualidad, a reconocer sus sentimientos y a regular sus emociones. Leer masRead more

1
mar

Por qué las actividades placenteras pueden llegar a crear dependencia

Enrique Echebur√ļa
Existen h√°bitos de conducta aparentemente inofensivos que, en determinadas circunstancias, pueden convertirse en adictivos. Una de las nuevas adicciones ‘sin sustancia’ es la adicci√≥n al m√≥vil.
Cualquier inclinación desmedida hacia alguna actividad puede desembocar en una adicción, exista o no una sustancia química de por medio. De hecho, existen hábitos de conducta aparentemente inofensivos (las redes sociales, el sexo, las compras, el ejercicio físico, el juego de apuestas, entre otros) que, en determinadas circunstancias, pueden convertirse en adictivos. Lo que separa una afición de una adicción es que de conductas normales se pueden hacer usos anormales si la frecuencia o cantidad de tiempo/dinero invertidos condicionan negativamente las relaciones personales, laborales o de Leer masRead more